Rediseño web: hazle un favor a tu negocio

¿Cuántos clientes has conseguido a través de tu web?

Es normal que no lo sepas. Entonces, ¿para qué sirve tu web?
Invertir en una web es invertir en publicidad.
Si no podemos medir su efectividad, esa inversión se convierte en un gasto.
Dinero y tiempo perdidos.

¿Cómo hacer que tu web consiga nuevos clientes?

1. WEB ORIENTADA A OBJETIVOS

Debemos decidir qué queremos conseguir con nuestra web.
Una web puede estar orientada a conseguir nuevos clientes, pero también a fidelizar los que ya tenemos.
Podemos ofertar nuevos productos o servicios, captar suscriptores... igual que con la publicidad gráfica, pero con las ventajas de poder medir el rendimiento de nuestras campañas.

2. INFORMES DE VISITAS

Para saber si nuestra web cumple esos objetivos, debemos analizar las métricas de visitas.
Una herramienta como Google Analytics nos permitirá establecer los objetivos y medir el comportamiento de las campañas.
Elaborar informes periódicos mostrará la evolución y el funcionamiento de nuestra web.

3. DISEÑO Y USABILIDAD

Más del 50% de las visitas provienen de dispositivos móviles: nuestra web debe estar adaptada a cualquier tipo de pantalla.
La experiencia de usuario cumple una función fundamental para llevar a cabo nuestro objetivo: debemos adelantarnos al comportamiento del visitante para llevarle a nuestro target.
Esto se consigue a través del correcto diseño de nuestra web.

¿Cumple tu web estos requisitos?
Si la respuesta es no, siento decírtelo, pero estás perdiendo una gran oportunidad.

TENGO LA SOLUCIÓN: REDISEÑO WEB

Convierte tu web en una potente herramienta de marketing con las siguientes características:

  • Diseño moderno y funcional adaptado a dispositivos móviles.
  • Conoce en todo momento las visitas que aportan valor a tu empresa.
  • Permite a los usuarios comunicarse contigo.
  • Hazte visible en las redes sociales.

Hazle un favor a tu negocio:
REDISEÑA TU WEB.

Imagen por cortesía de Mikuláš Prokop - unsplash.com

¿Quieres suscribirte a este blog? Es sencillo:

Deja un comentario